Dominar lo básico: Cómo aprender ruso eficazmente

Dominar los aspectos básicos de la lengua rusa es una empresa que requiere planificación estratégica y dedicación. Cuando los estudiantes emprenden este viaje educativo, primero deben familiarizarse con la escritura cirílica, un alfabeto que es la piedra angular de la alfabetización rusa. Después, dominar la pronunciación allana el camino para una comunicación eficaz. Sin embargo, el verdadero reto consiste en navegar por el intrincado sistema de la gramática rusa, con sus numerosos casos, conjugaciones verbales y pares aspectuales. Aunque la tarea pueda parecer formidable, el discurso que sigue pretende desmitificar el proceso, proporcionando a los alumnos un enfoque estructurado para adquirir estas destrezas fundamentales. Al diseccionar metódicamente cada componente de la lengua y examinar técnicas de aprendizaje probadas, esta guía se esfuerza por dotar a los entusiastas de la lengua de las habilidades necesarias para construir una sólida base lingüística. El objetivo final es no sólo comprender los aspectos teóricos del idioma ruso, sino también aplicarlos en contextos prácticos del mundo real, salvando así la distancia entre el hablante principiante y el competente.

Puntos clave sobre cómo aprender ruso

  • Establecer objetivos claros y alcanzables es crucial para mantener la motivación y seguir los progresos en el aprendizaje del ruso.
  • Comprender el alfabeto cirílico y las reglas de pronunciación es fundamental para dominar los fundamentos de la lengua rusa.
  • Construir una base sólida en la gramática rusa, incluidos los casos sustantivos, los aspectos verbales y la concordancia adjetivo-sustantivo, es esencial para crear frases significativas y precisas.
  • Ampliar el vocabulario mediante técnicas y herramientas eficaces, como tarjetas, aplicaciones y listas de palabras temáticas, es necesario para desarrollar un amplio léxico en ruso.

Establecer objetivos realistas para aprender ruso

Establecer objetivos claros y alcanzables es un primer paso fundamental a la hora de embarcarse en el viaje de aprender el idioma ruso, ya que establece una hoja de ruta para el éxito y mantiene altos los niveles de motivación. Cuando se aprende una lengua compleja como el ruso, el proceso puede parecer desalentador. Sin embargo, dividirlo en objetivos específicos, mensurables, alcanzables, relevantes y sujetos a plazos (SMART) puede transformar una tarea abrumadora en una serie de hitos manejables. Por ejemplo, un principiante podría fijarse el objetivo de dominar el alfabeto cirílico en las dos primeras semanas, y pasar a los saludos básicos y las frases esenciales en el mes siguiente.

Crear objetivos realistas requiere una evaluación honesta del tiempo disponible, los recursos y el ritmo personal de aprendizaje. Un estudiante con un trabajo a jornada completa puede no progresar tan rápidamente como alguien que dedica varias horas al día al estudio de idiomas. Por tanto, es importante adaptar los objetivos a las circunstancias individuales para evitar decepcionarse.

El progreso en el aprendizaje de idiomas no siempre es lineal, y puede ser necesario ajustar los objetivos a lo largo del camino. Repasar y revisar periódicamente los objetivos ayuda a los alumnos a mantenerse en el buen camino y a adaptarse a cualquier cambio en su situación o en sus necesidades de aprendizaje. Esta flexibilidad es clave para mantener el entusiasmo y la persistencia, incluso ante los retos.

En última instancia, los objetivos bien definidos sirven como herramienta de motivación, proporcionando a los alumnos un sentido de propósito y dirección. Celebrar la consecución de cada objetivo también puede aumentar la confianza y reforzar el compromiso con el aprendizaje. Al establecer objetivos claros desde el principio, los alumnos pueden recorrer el camino hacia el dominio del ruso con mayor concentración y satisfacción.

Comprender el alfabeto y la pronunciación rusos

Una vez fijados unos objetivos claros para tu viaje por la lengua rusa, el siguiente paso fundamental es familiarizarte con el alfabeto cirílico y sus reglas de pronunciación. A diferencia del alfabeto latino utilizado en inglés y muchas otras lenguas, la escritura cirílica es exclusiva del ruso y otras lenguas eslavas. El dominio de este alfabeto es esencial, ya que constituye la base sobre la que construirás tus habilidades de lectura, escritura y pronunciación.

El alfabeto ruso consta de 33 caracteres, algunos de los cuales pueden parecer familiares a quienes conocen las letras griegas o latinas, pero muchos son distintos. Es vital abordar cada letra como una entidad singular con su propio sonido, que puede no corresponderse con la fonética de tu lengua materna. He aquí algunos puntos centrales a tener en cuenta:

Reconocimiento de letras

  • Aprende a distinguir letras visualmente similares, como "В" (ve) y "Б" (be), que tienen pronunciaciones diferentes.
  • Identificar letras que no tienen equivalente en el alfabeto latino, como "Ж" (zhe) o "Ы" (y).
  • Comprender que algunas letras cirílicas no se pronuncian, como "Ъ" (signo duro).
Matización de la pronunciación

  • Practica la suavización de las consonantes, que se indica con la letra "Ь" (signo suave).
  • Domina la "Р" rodante (er), un sonido común en ruso pero que puede resultar difícil para los hablantes no nativos.
  • Ten en cuenta el acento de las palabras, ya que afecta a la pronunciación y puede cambiar el significado de las palabras.
Práctica constante

  • Los ejercicios diarios de lectura, aunque sólo sean unas líneas, mejorarán el reconocimiento de caracteres y la pronunciación.
  • Los ejercicios de pronunciación con recursos de audio pueden reforzar los sonidos correctos.
  • Escribir en cirílico ayudará a memorizar las formas y sonidos de las letras.
Comprender el alfabeto y su pronunciación correcta mejorará significativamente tu capacidad para comunicarte eficazmente en ruso y es un paso gratificante en tu esfuerzo por aprender idiomas.

Construir una base sólida de gramática rusa

Al profundizar en la gramática rusa, los estudiantes se encuentran con un sistema de casos sustantivos, aspectos verbales y concordancia adjetivo-sustantivo esencial para construir frases coherentes y precisas. Comprender estos elementos es fundamental para cualquiera que desee dominar el ruso. La lengua tiene seis casos sustantivos -nominativo, genitivo, dativo, acusativo, instrumental y preposicional- que definen el papel del sustantivo en la frase, ya sea sujeto, objeto o medio para realizar una acción.

Los aspectos verbales en ruso son otro componente crucial. Existen dos tipos: imperfectivo y perfectivo. El aspecto imperfectivo denota una acción en curso, habitual o repetida, mientras que el perfectivo señala una acción completada o con un resultado definitivo. Esta distinción es vital para transmitir los matices del tiempo y la naturaleza de las acciones.

Además, en ruso los adjetivos deben concordar en género, número y caso con los sustantivos a los que modifican. Este sistema de concordancia añade complejidad, pero también precisión, a la expresión de atributos y estados. Al comprender estas reglas gramaticales, los alumnos pueden empezar a formar frases que reflejen con precisión su significado.

Abordar la gramática rusa de forma sistemática puede hacer que esta tarea aparentemente desalentadora sea más manejable. Se recomienda centrarse en un concepto gramatical cada vez, practicar con ejercicios variados y utilizar ejemplos de fuentes rusas auténticas. La práctica constante y la aplicación de estas reglas gramaticales al hablar y escribir las irán grabando en la memoria, lo que conducirá a un uso más natural y fluido de la lengua. A medida que los estudiantes construyen su base gramatical, sientan las bases para una comunicación significativa en ruso.

Ampliar tu vocabulario: Técnicas y herramientas

Aunque un buen dominio de la gramática rusa es esencial para formar frases coherentes, un vocabulario extenso es igualmente crítico para comunicarse con eficacia en una amplia gama de temas. A medida que los estudiantes progresan, deben acumular continuamente nuevas palabras y frases para expresarse con mayor precisión y matiz. Con este fin, varias técnicas y herramientas han demostrado su eficacia para ayudar a retener y ampliar el vocabulario.

Un método sólido es el uso de flashcards, que aprovechan el sistema de repetición espaciada para incrustar las palabras en la memoria a largo plazo. Las flashcards pueden ser tarjetas físicas o digitales a las que se accede a través de apps. Estas aplicaciones suelen incluir elementos de juego para hacer más atractivo el aprendizaje:

Tarjetas y repetición espaciada.

  • Anki: Una popular aplicación de tarjetas de código abierto con una gran comunidad y mazos compartidos.
  • Quizlet: Ofrece varios modos de estudio, como escribir, escuchar y aprender jugando.
  • Memrise: Utiliza técnicas mnemotécnicas y vídeos de la vida real para mejorar la memorización.
Otro enfoque valioso es sumergirse en listas de palabras temáticas, que agrupan el vocabulario por contextos, facilitando su recuerdo y aplicación:

Listas de palabras temáticas

  • Temas como la comida, los viajes y los negocios.
  • Las listas pueden encontrarse en libros de texto, recursos en línea o plataformas de aprendizaje de idiomas.
  • Se pueden crear listas personalizadas basadas en intereses personales u objetivos de aprendizaje específicos.
Incorporar estas palabras a la práctica diaria es crucial. Involucrarse con la lengua a través de múltiples sentidos -leer, escribir, hablar y escuchar- garantiza que el conocimiento del vocabulario se refuerce y se convierta en algo funcional:

Práctica diaria

  • Incorpora el nuevo vocabulario a frases y conversaciones.
  • Escribe redacciones breves o entradas de diario utilizando las palabras nuevas.
  • Escucha podcasts o ve medios de comunicación rusos para oír palabras utilizadas en su contexto.

El papel de la inmersión en el proceso de aprendizaje de la lengua rusa

La inmersión en una lengua está ampliamente reconocida como una de las estrategias más poderosas para alcanzar la fluidez, ya que proporciona a los alumnos una exposición continua y contextual al ruso tanto en forma oral como escrita. Este método facilita una comprensión profunda de la estructura de la lengua, las expresiones idiomáticas y los matices culturales, que a menudo se pierden sólo con el estudio tradicional.

Para quienes no pueden viajar a países de habla rusa, resulta crucial simular un entorno de inmersión en casa. Esto puede lograrse modificando las actividades cotidianas para incorporar la lengua rusa. Ver programas de televisión rusos, escuchar música o podcasts rusos y leer libros o periódicos rusos son formas eficaces de sumergirse en la lengua. Además, cambiar la configuración lingüística de los dispositivos electrónicos al ruso obliga a interactuar con la lengua de forma habitual.

Otro aspecto de la inmersión es la interacción social. Relacionarse con hablantes nativos a través de encuentros de intercambio lingüístico, foros online o plataformas de redes sociales ofrece la oportunidad de practicar las destrezas orales y auditivas en un entorno natural. Hoy en día, varios recursos en línea ofrecen experiencias de inmersión virtual, como tutorías en directo o prácticas de conversación con hablantes nativos.

La inmersión no está exenta de desafíos; exige un alto nivel de concentración y puede ser mentalmente agotadora. Sin embargo, los beneficios son sustanciales. La inmersión acelera el proceso de aprendizaje al exigir a los alumnos que piensen y actúen en ruso, con lo que adquieren fluidez y confianza. Es un proceso dinámico que se adapta al nivel de competencia de cada uno, haciéndose gradualmente más complejo a medida que mejora la comprensión.

Involucrarse con los medios de comunicación rusos: Prácticas de escucha y lectura

Basándose en el concepto de inmersión, relacionarse con los medios de comunicación rusos, como películas, música, literatura y noticias, es una forma práctica de mejorar tus capacidades de comprensión oral y escrita, a la vez que profundizas en tu comprensión de los contextos culturales. Este enfoque polifacético no sólo refuerza la comprensión de la lengua, sino que también expone a los estudiantes al rico tapiz de la cultura rusa y sus matices sociales.

La incorporación de los medios de comunicación a tu rutina de estudio puede hacerse eficazmente mediante:

Películas y televisión

  • Empieza con películas y programas con subtítulos para relacionar las palabras en ruso habladas con el texto.
  • Pasa a verlas sin subtítulos a medida que mejore la comprensión.
  • Céntrate en distintos géneros para familiarizarte con distintos estilos de habla y vocabularios.
Música y radio

  • Escucha canciones rusas e intenta transcribir o traducir la letra.
  • Sintoniza emisoras de radio rusas para familiarizarte con el ritmo y la entonación de la lengua.
  • Explora distintos géneros musicales para comprender referencias culturales y expresiones coloquiales.
Literatura y noticias

  • Empieza con libros infantiles o cuentos, que utilizan un lenguaje más sencillo.
  • Avanza hacia la lectura de artículos de noticias y editoriales para conocer mejor la actualidad y el uso formal del lenguaje.
  • Comprométete con la literatura rusa clásica y contemporánea para desafiar la comprensión lectora y apreciar los estilos literarios.

La importancia de hablar y escribir en ruso

Dominar la producción activa del ruso mediante ejercicios regulares de expresión oral y escrita es crucial para transformar los conocimientos pasivos en destrezas lingüísticas prácticas. Estas destrezas activas son esenciales porque reflejan situaciones de la vida real en las que se utiliza la lengua para interactuar y comunicarse. Al aprender ruso, hablar ayuda a interiorizar la pronunciación, el ritmo y el flujo natural de la lengua. Mientras tanto, la escritura refuerza las reglas gramaticales y el uso del vocabulario, permitiendo a los alumnos construir frases en ruso coherentes y complejas.

Para practicar la expresión oral, los alumnos pueden narrar sus actividades cotidianas en ruso o participar en monólogos sobre temas de interés. Esta estrategia de autoconversación desarrolla la fluidez y reduce las dudas que suelen surgir en las conversaciones. Además, los estudiantes de idiomas pueden participar en encuentros de intercambio lingüístico o utilizar plataformas online para conversar con hablantes nativos, lo que les proporcionará valiosos comentarios y conocimientos culturales.

La escritura en ruso puede abordarse escribiendo un diario, redactando correos electrónicos o mensajes a compañeros de lengua, o escribiendo ensayos sobre diversos temas. Estas prácticas fomentan la atención a los detalles, desde las terminaciones correctas de las mayúsculas a las conjugaciones verbales adecuadas. Es importante buscar oportunidades de recibir comentarios sobre el trabajo escrito para perfeccionar la precisión lingüística.

Tanto hablar como escribir en ruso sirven no sólo para mejorar la competencia lingüística, sino también para adquirir confianza en el uso espontáneo y creativo de la lengua. Al dar prioridad a estas habilidades activas, los alumnos pueden acelerar su progreso y acercarse a alcanzar un alto nivel de competencia en ruso. Es a través de este compromiso activo con la lengua como se alcanza realmente el dominio.

Conectar con hablantes nativos y compañeros lingüísticos

Aunque practicar las destrezas orales y escritas de forma independiente es valioso, relacionarse con hablantes nativos de ruso y con compañeros lingüísticos puede elevar la competencia a nuevos niveles al proporcionar experiencias conversacionales auténticas. Estas interacciones no sólo mejoran las capacidades lingüísticas, sino que también ofrecen una visión de los matices culturales, las expresiones idiomáticas y el ritmo de los diálogos reales. Sirven como campo de pruebas práctico para todos los conocimientos teóricos adquiridos mediante el estudio.

Para maximizar las ventajas de relacionarte con hablantes nativos y compañeros lingüísticos, considera los siguientes enfoques:

Plataformas de intercambio de idiomas:

  • Sitios web y aplicaciones como Tandem o HelloTalk conectan a estudiantes con hablantes nativos para la práctica mutua de idiomas.
  • A menudo incluyen comunicación por texto, voz y vídeo, lo que permite una participación versátil.
  • Muchas plataformas tienen funciones comunitarias para compartir recursos de aprendizaje y conocimientos culturales.
Encuentros y clubes lingüísticos locales:

  • Unirte a grupos de tu zona puede proporcionarte práctica regular en persona.
  • Los compromisos van desde reuniones informales para tomar un café hasta talleres de idiomas estructurados.
  • Estas reuniones también pueden generar amistades y una red de apoyo para el aprendizaje de idiomas.
Tutoría en línea y clases de conversación:

  • Puedes encontrar tutores profesionales o compañeros de conversación en plataformas como iTalki o Preply.
  • Las clases pueden personalizarse para centrarse en objetivos de aprendizaje específicos o en áreas de mejora.
  • Las sesiones regulares garantizan una práctica constante y una retroalimentación oportuna sobre los propios progresos.

Utilizar la tecnología y los recursos en línea para aprender ruso

La llegada de la tecnología ha revolucionado la adquisición de nuevas lenguas, proporcionando una serie de herramientas y recursos en línea diseñados específicamente para ayudar a los estudiantes a dominar el ruso. Hoy en día, una amplia selección de plataformas digitales ofrece lecciones estructuradas, ejercicios interactivos y la oportunidad de practicar en tiempo real con hablantes nativos. Para las personas que se embarcan en el viaje de aprender ruso, estos recursos tienen un valor incalculable a la hora de facilitar una comprensión global de la lengua.

Los cursos en línea son una piedra angular en el ámbito de la tecnología de aprendizaje de idiomas, y muchos de ellos ofrecen un plan de estudios paso a paso que progresa desde los niveles básicos a los avanzados. Estos cursos suelen integrar elementos multimedia como vídeo, audio y cuestionarios interactivos, que se adaptan a diversos estilos de aprendizaje y mejoran la retención. Además, cada vez son más populares las aplicaciones de aprendizaje de idiomas, que ofrecen a los usuarios la comodidad de estudiar sobre la marcha con lecciones del tamaño de un bocado que se adaptan a una agenda apretada.

Las plataformas interactivas, como los sitios web y foros de intercambio de idiomas, ponen en contacto a los estudiantes con hablantes nativos de ruso para practicar e intercambiar culturas. Esta aplicación en el mundo real de las destrezas lingüísticas es crucial para desarrollar la fluidez y la confianza en la comunicación. Además, los diccionarios en línea, las guías de pronunciación y los correctores gramaticales sirven como referencias inmediatas para ayudar a los alumnos a superar los retos lingüísticos.

Para que los alumnos se beneficien realmente de estos recursos en línea, es esencial seleccionar aquellos que se ajusten a su ritmo y preferencias individuales de aprendizaje. Aprovechando eficazmente la tecnología, los alumnos pueden crear una experiencia de aprendizaje personalizada y dinámica que les acerque al dominio del ruso.

Constancia y Paciencia: La clave para dominar el ruso

Una vez explorada la gran cantidad de recursos en línea disponibles para los estudiantes de ruso, es crucial reconocer que la piedra angular del dominio del idioma reside en el compromiso inquebrantable con la práctica regular y la paciencia para ver una mejora gradual. El camino hacia la fluidez en ruso no es un sprint; es un maratón que requiere dedicación y una perspectiva a largo plazo sobre el propio progreso.

Para reforzar la importancia de la constancia y la paciencia, considera los siguientes puntos:

Consistencia

  • Establecimiento de una rutina diaria: Asigna momentos específicos cada día al estudio de idiomas para crear un hábito.
  • Aprendizaje incremental: Divide los temas extensos en partes manejables y afróntalos sistemáticamente.
  • Revisión periódica: Repasa las lecciones anteriores para reforzar los conocimientos y evitar el olvido.
Paciencia

  • Reconocer las pequeñas victorias: Celebra el dominio de nuevas palabras rusas o reglas gramaticales como pasos hacia la fluidez.
  • Comprender las mesetas: Acepta que el progreso puede ser lento a veces, pero que con un esfuerzo continuado se producirán avances.
  • Compromiso a largo plazo: Reconocer que el verdadero dominio requiere tiempo y perseverancia.
Combinar constancia y paciencia

  • Medir el progreso: Lleva un registro de tu viaje de aprendizaje, anotando las mejoras a lo largo de semanas y meses.
  • Ajustar las estrategias: Estar dispuesto a cambiar de enfoque si ciertos métodos no dan resultados.
  • Mantener la motivación: Recuérdate a ti mismo tus razones para aprender ruso para mantener la concentración y el entusiasmo.

Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo superar la barrera psicológica del miedo al hablar ruso por primera vez con hablantes nativos?

Para superar el miedo a hablar ruso con nativos, empieza con conversaciones cortas y guionizadas. Participa gradualmente en diálogos más complejos, y recuerda que cometer errores es una parte natural del proceso de aprendizaje.

¿Cuáles son algunos de los conceptos erróneos más comunes sobre la dificultad de aprender ruso, y cómo se pueden abordar?

Entre los conceptos erróneos más comunes sobre el aprendizaje del ruso se encuentran su impenetrabilidad percibida debido a la escritura cirílica y a su compleja gramática. Para abordarlas es necesario desmitificar el cirílico como alfabeto que se puede aprender y abordar la gramática de forma sistemática.

¿Cómo se compara el aprendizaje del ruso con el de otras lenguas eslavas? - ¿Ayudará saber ruso a entenderlas?

Aprender ruso puede facilitar la comprensión de otras lenguas eslavas debido a las raíces lingüísticas compartidas, aunque las diferencias en gramática, vocabulario y pronunciación requieren un estudio dedicado a cada lengua específica.

¿Qué papel desempeña la comprensión cultural en el dominio del ruso, y cómo pueden los estudiantes integrar los estudios culturales en su proceso de aprendizaje de idiomas?

La comprensión cultural es fundamental para dominar el ruso, ya que mejora la comprensión de los matices lingüísticos. Los estudiantes pueden integrar los estudios culturales relacionándose con los medios de comunicación, la literatura y las interacciones comunitarias rusas para obtener una visión y un contexto más profundos.

¿Cómo aprender ruso eficazmente?

La mejor manera de aprender ruso eficazmente es sumergirse por completo en el idioma. Esto incluye utilizar recursos en línea o asistir a clases presenciales, practicar con hablantes nativos, y dedicar tiempo diario al estudio y la práctica del idioma.

¿Dónde puedo encontrar un curso de ruso gratis?

Hay varios recursos en línea que ofrecen cursos de ruso gratis, como aplicaciones, sitios web y canales de YouTube especializados en la enseñanza del idioma ruso.

¿Cuál es el alfabeto cirílico y por qué es importante para aprender ruso?

El alfabeto cirílico es un conjunto de letras que se utilizan en los idiomas eslavos, incluido el ruso. Es fundamental aprender el alfabeto cirílico para poder leer y escribir en ruso correctamente.

¿Existen recursos en línea para aprender vocabulario ruso?

Sí, hay una amplia variedad de recursos en línea que ofrecen lecciones y ejercicios para expandir el vocabulario en ruso, como aplicaciones móviles, sitios web educativos y canales de YouTube dedicados a la enseñanza del vocabulario ruso.

¿Dónde puedo encontrar diálogos en ruso para practicar el idioma?

Puedes encontrar diálogos en ruso en libros de texto de ruso, en sitios web especializados en la enseñanza del idioma, y también en videos y audios en línea que ofrecen contenido de conversaciones en ruso.

¿Cuál es el país de habla rusa y por qué es relevante para aprender el idioma?

Rusia es el país de habla rusa más grande y una comprensión de su cultura y contexto puede enriquecer y profundizar tu comprensión del idioma ruso. Además, conocer a hablantes nativos o visitar Rusia puede ayudarte a perfeccionar tus habilidades en ruso.

¿Qué hacer si quiero aprender ruso gratis desde cero?

Si quieres aprender ruso gratis desde cero, puedes comenzar utilizando recursos en línea, como aplicaciones móviles, sitios web educativos y canales de YouTube especializados en la enseñanza del ruso para principiantes.

¿Cuántas letras tiene el alfabeto ruso?

El alfabeto ruso consta de 33 letras, incluidas 10 vocales y 21 consonantes, y es importante aprenderlas en el proceso de dominar el idioma ruso.

¿Cómo puedo empezar a aprender ruso?

Puedes empezar a aprender ruso utilizando recursos en línea, como cursos gratuitos, aplicaciones móviles, y también practicando diariamente con hablantes nativos o con lecciones de audio y video en ruso.

¿Dónde puedo encontrar test para evaluar mi conocimiento de ruso?

Puedes encontrar test para evaluar tu conocimiento de ruso en libros de texto de ruso, en línea a través de sitios web educativos o aplicaciones, y también en clases de idioma ruso que ofrecen evaluaciones de competencia lingüística.

Conclusión

En conclusión, la adquisición de la lengua rusa requiere un enfoque estratégico y paciente. Los estudiantes deben fijarse objetivos alcanzables, comprender la escritura cirílica y establecer una sólida base gramatical, al tiempo que enriquecen continuamente su léxico. La inmersión, unida a prácticas activas de expresión oral y escrita, mejora significativamente el dominio. Relacionarse con hablantes nativos y aprovechar las herramientas digitales ofrecen un apoyo inestimable. En última instancia, el esfuerzo constante y la perseverancia son indispensables para alcanzar la fluidez y dominar las complejidades de la lengua rusa.
Clases de ruso online
Si te gusta el idioma ruso y quieres saber más sobre el tema tratado en el artículo apúntante a mis clases online de ruso
Tipo de clases