¿Estás buscando dónde aprender ruso en Barcelona?

L'Esquerra de l'Eixample

La Nova i l'Antiga Esquerra de l'Eixample son dos barrios muy unidos por los festivales que celebran, su asociación vecinal compartida e incluso ciertas edificaciones. Esta conexión surge gracias a que antes formaban un solo barrio, sin embargo, en el año 2006 fueron divididos debido a su gran territorio y por su densa población. Para separar esta área, se utilizó la calle Urgell como límite. Juntos, estos barrios tienen más de cien mil habitantes, donde el estilo de vida es activo y enérgico. Lo único que no está del todo consolidado es su identidad como barrio, ya que hay muchas zonas con un ambiente propio, lo que dificulta la formación de un entorno singular.

La aparición de Eixample

En 1859, cuando Barcelona necesitaba expandir sus fronteras, se llevó a cabo un proyecto de reforma de Eixample, liderado por Ildefons Cerdà. Dicho proyecto consistía en utilizar un plano ortogonal para el diseño del mencionado distrito, el cual fue aprobado por el gobierno a pesar de haber sido rechazado por el Ayuntamiento de Barcelona. La expansión comenzó en la plaza Universidad y siguió por la plaza España. La gente de clase media empezó a concentrarse en este barrio, obligando a múltiples talleres y fábricas a desplazarse. A pesar de que este barrio se convirtió en un área residencial, actualmente esto ha cambiado, ya que los comercios están más presentes, sobre todo en zonas cerca de la Diagonal y de la calle Provenza.

Hoy en día, Barcelona tiene muchos planes para su futuro, uno de ellos está relacionado con el medio ambiente, es decir, el aumento de zonas verdes. Esto es debido a que actualmente el distrito de Eixample es el más denso pero con menos zonas verdes de la ciudad. Además, se está planteando la implementación de jardines en escuelas para promover la socialización y a la vez ayudar a crear una metrópoli más sostenible.

¿Estás buscando dónde aprender ruso en Barcelona? Aprender un idioma nuevo es posible desde cualquier lugar del mundo, por eso ¡apúntate a nuestras clases de ruso online!

Sant Antoni

Este barrio es considerado uno de los más pequeños pero densos de todo Eixample. Esto crea un entorno muy sociable, donde la gente puede conocerse más fácilmente. A pesar de eso, se suelen hacer bastantes actuaciones en las calles para celebrar festivales como la "Mistralçotada". Cabe destacar que Sant Antoni es un barrio muy comercial, es decir, es muy conocido por sus múltiples tiendas. Mucha gente de diferentes barrios acuden a dicha zona para comprar diversos productos.

El diseño urbano del barrio fue elaborado en la segunda mitad del siglo XIX, siguiendo los planos Cerdà. De esta forma, la zona céntrica resulta el Mercado de Sant Antoni. Otro punto céntrico es la ONG De Veí a Veí, cuyo objetivo es que los vecinos se relacionen y también a ayudar a las personas en riesgo de exclusión social.

Fiestas y cultura

La Fiesta Mayor de Sant Antoni es la más celebrada y famosa del barrio. Se celebra a mediados de enero, cuando por la mañana se organiza un pasacalles donde participan gigantes, diablos, etc. Toda la caminata está acompañada de música y elementos tradicionales. A pesar de eso, también se monta una cabalgata donde gigantes y carruajes desfilan por las calles del barrio hasta llegar a la plaza de Sant Jaume. Hay muchos otros festivales que se celebran, por ejemplo el de la Troiana, una actuación teatral que se hace en la primavera y la recitación de poemas organizados cada mes. Todas estas actividades las planean diversos colectivos, los cuales se reúnen en el edificio Calàbria 66 para gestionar los eventos.

¿Te interesa aprender un idioma nuevo en Sant Antoni en Barcelona? Apúntate a nuestras clases de ruso online y conoce las tradiciones y la cultura del país.

La Dreta de l'Eixample

La Dreta de l'Eixample se puede considerar la zona más céntrica de la ciudad. Consiste de muchas atracciones turísticas, ya sea la plaza Cataluña o el Paseo de Gracia, cuyo territorio está delimitado por la calle Nàpols y Balmes. Sin duda alguna es el barrio que más manifiesta el modernismo catalán de toda Barcelona, con edificios como la Pedrera o la Casa Batlló. Dichos edificios fueron construídos por Antonio Gaudí y consiguieron causar tanta admiración, que hoy en día son declarados patrimonio de la humanidad.

Gracias a que es una zona céntrica y muy bien comunicada por el transporte público, hay múltiples negocios y comercios que hacen de la zona un lugar adinerado. Hoy en día, la Dreta de l'Eixample es un punto muy fuerte en el turismo de la capital catalana, por lo que uno de los planes para el futuro del barrio es aumentar las ventas relacionadas al turismo e implementar nuevas tecnologías en los establecimientos comerciales. La Dreta de l'Eixample fue la primera zona en ser construida después de que el plano de Cerdà fuera aprobado el año 1859. Dicho barrio también se caracteriza por dar la posibilidad a sus habitantes de disfrutar de una gastronomía exquisita y vida social agradable, ya que cuenta con muchos restaurantes y bares.

Podemos definir perfectamente a este barrio como tranquilo y agradable.

¿Quieres aprender idiomas nuevos y vives en la Dreta de l'Eixample en Barcelona? El aprendizaje online no tiene límites, por lo que apúntate a nuestro curso en línea de ruso y descubre todos nuestros artículos.

El Fort Pienc

Este barrio se sitúa entre la plaza de las Glòries y el paseo de Sant Joan. Dicha área es conocida por sus dos edificios importantes: el Auditorio y el Teatro Nacional de Cataluña (TNC). A pesar de mantener muchos edificios históricos, la población que forma este barrio es mayoritariamente joven. Una de las edificaciones que destaca es la Estación del Norte, la cual fue muy importante en su tiempo por ser uno de los sitios más transitados de la ciudad. Esta estación era clave para comunicar Barcelona con el resto de Cataluña. Sin embargo, se cerró en el año 1972, convirtiéndose en lo que hoy conocemos como la estación de buses más importante de la ciudad. Justo al lado se halla un parque de más de tres hectáreas de superficie, considerada la mayor zona verde de todo Fort Pienc.

Como el barrio dispone de múltiples negocios, muchos de sus habitantes viven y trabajan en el mismo área. De esta manera, las personas se conocen entre sí, creando un vínculo notable entre los comerciantes y los clientes. Otro edificio que cabe mencionar es la Fira de Bellcaire, uno de los mercados más antiguos de Europa, cuya función es organizar subastas donde se venden artículos de segunda mano y antigüedades. Dicho lugar está situado en el sur de la plaza de Glòries.

Uno de los planes que se quieren realizar en cuanto al futuro del barrio es implementar zonas de reunión para los vecinos, algo que incrementará aún más la socialización entre los habitantes.

¿Estás interesado en aprender un idioma nuevo en Fort Pienc en Barcelona? Con nuestro curso puedes aprender ruso en cualquier parte del mundo, por eso ¡apúntate a nuestras clases en línea!

La Sagrada Família

Este barrio tiene la peculiaridad de estar lleno de callejones sin salida que conducen a diversos talleres y pequeñas casas. Esto se debe a que en la antigüedad, dicha zona era industrial. Sin embargo, en la actualidad sus calles se llenan de turistas que se interesan por visitar el monumento religioso más conocido de Barcelona: La Sagrada Família. Esta basílica, diseñada por Antonio Gaudí a finales del siglo XIX, sigue en construcción. A pesar de no estar completa, es una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad.

Orígenes del barrio

Según la Asociación de Vecinos de la Sagrada Família, este barrio apareció en 1897 cuando un conjunto de casas formaron el denominado pasaje de Gaiolà. Cuando se construyeron más casas a su alrededor, el barrio se denominó "El Poblet" y pasó a formar parte de un municipio llamado Sant Martí de Provençals. Cuando la zona se estaba expandiendo, tuvieron que ocupar terrenos, cuyos dueños nombraron las calles. Por ejemplo la calle Maiol o de Vilaret. Desde entonces hasta el siglo XX, el barrio de la Sagrada Família estaba industrializado con múltiples fábricas, una de las cuales se ha conservado hasta la actualidad. Estamos hablando de la Fábrica Damm, donde hoy en día se organizan exposiciones y conciertos.

Podemos decir que el barrio de la Sagrada Família, tal y como lo conocemos hoy, está lleno de vida e historia, lo que atrae a los turistas y le da energía a sus habitantes.

¿Vives en La Sagrada Família en Barcelona y quieres aprender un idioma nuevo? ¡Puedes hacerlo con nosotros! Con nuestro curso de ruso online puedes estudiar desde cualquier sitio.

El Raval

Una de las cosas que más caracteriza a este barrio es la interculturalidad, generada por la gran diversidad de nacionalidades entre los habitantes. Hay múltiples tiendas a cargo de gente proveniente de Pakistán, Filipinas e India, lo que crea un ambiente muy variado culturalmente hablando. De hecho, un 56% de la población de esta zona proviene de otros países. La atracción turística en este barrio es bastante grande, ya que este se ubica al lado del puerto y La Rambla. A pesar de eso, hay muchas calles estrechas con rincones que contienen secretos de la historia de la ciudad, los cuales intrigan a los peatones.

El Raval se empezó a formar a partir del siglo XVIII, cuando se construyeron las primeras edificaciones en zonas de descampados. Cuando los dueños de dichos terrenos se quedaron sin sus propiedades, se mudaron a este barrio e hicieron de la localidad el distrito más poblado de Europa. Cuando la ciudad se empezó a industrializar, se crearon las conocidas casas fábricas, las cuales combinaban el oficio y la vivienda. Hoy en día se conservan unas 59 casas de este estilo, como por ejemplo la Can Seixanta o la Foneria Comas.

Gracias a que la zona del sur del Raval está repleta de bares y discotecas, las noches están llenas de vida. A pesar de tener edificios tan ricamente construidos, dicho barrio fue un lugar muy empobrecido, obligando a sus habitantes trabajar muy duro para poder sobrevivir. Sin embargo, todo esto ha cambiado, ya que ahora es un distrito económicamente estable.

Si quieres aprender un idioma nuevo en el Raval en Barcelona, ¡nosotros te ayudamos! Apúntate a nuestro curso de ruso online y aprende sobre la cultura y las tradiciones de este país.

El Gótico

Este barrio acoge varias zonas importantes de Barcelona, ya sea la Plaza Real, la Catedral o el mismo Ayuntamiento. Dicho distrito se encuentra en pleno centro de la ciudad, junto a la plaza Cataluña, el puerto y La Rambla.

Un barrio lleno de cultura e historia

El Gótico es el lugar donde comenzó todo, donde se creó Barcino. De hecho, bajo la plaza del Rey se hallan restos de la antigua ciudad. Además, este territorio esconde varios secretos, uno de los cuales trata sobre el famoso estilo arquitectónico que nombra a este barrio. En realidad toda esta zona fue construida a partir de ciertos edificios con el mencionado estilo, así copiando su estética y creando un falso barrio Gótico. A pesar de eso, muchos sucesos históricos sucedieron entre esos callejones. Por ejemplo, uno de los más destacados es la proclamación del Estado Catalán durante la Segunda República Española el año 1934. Dicho acontecimiento fue declarado por Lluís Companys en el balcón de la Generalitat. A parte de eso, en la plaza de Sant Felip Neri se pueden ver los destrozos de la Guerra Civil Española.

Una de las cosas que más une y le da vida al barrio es sin duda las festividades. La Fiesta de Sant Roc, la más antigua de Barcelona, se ha celebrado durante más de 425 años en la plaza Nova. Una de las características de esta peculiar fiesta, es el "Cut-cut dalt del ruc", un pasacalle en el cual un cabezudo monta en un asno. Por si fuera poco entretenido, se organizan diversas actividades como la "Cucaña", un poste largo untado en jabón que se debe subir utilizando nada más que las propias manos y piernas.

¿Vives en el barrio Gótico en Barcelona y quieres aprender un idioma nuevo? ¡No busques más! Apúntate a nuestro curso de ruso online y aprende sobre la cultura y las tradiciones de este país.

Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Este barrio está dividido en tres zonas diferentes, las cuales forman el nombre del distrito. Su territorio está delimitado por el parque de la Ciudadela, la Vía Laietana y el Paseo de Lluís Companys. Una característica destacada de este distrito son sus calles estrechas de época medieval, conservadas hasta el día de hoy. Las tres divisiones fueron expandiéndose hasta el siglo XIX, cuando se llenaron de fábricas, así convirtiéndose en un barrio proletario.

En esos tiempos, los habitantes se enfrentaban a muchos desafíos. No solo porque tenían que trabajar duro para sobrevivir, sino también porque los espacios en los que residían eran muy reducidos y poco higiénicos. Cuando llegaron los años sesenta, se realizaron mejoras en cuanto a instalaciones que acercaron la calidad de vida a como la tenemos ahora.

Actualmente se siguen celebrando fiestas tradicionales del barrio, como por ejemplo Los Gigantes de Santa María del Mar, dos gigantes por los que se organiza el Baile de Gigantes Históricos. Este festival se celebra desde el año 1582 junto a la basílica más importante del área. Sin duda alguna, el sitio más cultural del barrio es el parque del Pou de la Figuera, construido gracias a la petición de los habitantes, ya que no habían suficientes zonas verdes. En lugar de un espacio de recreo, estaba pensado establecer un parking. Sin embargo, hoy en día es un espacio donde se celebran festivales, sirve como un punto de encuentro e incluso es donde se organizan actividades al aire libre.

¿Resides en Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera y quieres aprender un idioma extranjero? Puedes hacerlo desde cualquier lugar apuntándote a nuestro curso de ruso online para hispanohablantes.

La Barceloneta

Barceloneta, un barrio conocido por sus playas y sus vistas al mar mediterráneo, es un punto turístico clave en la ciudad. Sus calles estrechas, el olor al mar y los numerosos barcos en el puerto crean un ambiente acogedor y veraniego, lo que a muchos les recuerda a algún pueblo pesquero catalán. Su enorme superficie conecta con el Puerto Olímpico, la Ribera y la Estación de Francia.

A pesar de ser una zona céntrica en la que viven muchas personas, en el pasado no era nada poblada. No fue hasta mediados del siglo XVIII, el momento en el que se construyó el parque de la Ciudadela, cuando los ciudadanos de la Ribera se trasladaron a dicho área. La Casa de la Barceloneta es una muestra de la evolución del territorio en esos tiempos, cuando se empezaron a construir bloques rectangulares alargados para albergar a la mayor cantidad de residentes posible. Cuando el barrio se empezó a industrializar, se construyeron múltiples fábricas y talleres, como la Nova Vulcano, la Marítima o la Maquinista Terrestre, restos de las cuales aún siguen en pie en el parque de la Barceloneta.

Para fomentar la visibilidad del barrio, se crearon dos líneas de tranvía que lo conectaban con el centro de la ciudad. En cuanto a sus playas, estas han ido mejorando con el tiempo, hasta que empezaron a destacar a raíz de los Juegos Olímpicos de 1992. Al hacerse conocidas, se abrieron restaurantes y bares, lo que atrajo a mucha más gente.

¿Buscas una escuela de idiomas en la Barceloneta para aprender un idioma estranjero? Con nuestro curso online puedes estudiar ruso desde cualquier lugar del mundo. ¡No dudes en apuntarte para descubrir la cultura y las tradiciones de este país!

¿Te has quedado con ganas de leer más? ¡Tenemos muchos más artículos que ofrecerte! Tampoco dudes en aprender en nuestros cursos de ruso online.

Clases de ruso online
Si te gusta el idioma ruso y quieres saber más sobre el tema tratado en el artículo apúntante a mis clases online de ruso
Nombre y apellidos
E-mail
Móvil
Tipo de clases
Comentario