¿Cómo vencer la pereza y dejar de procrastinar?

Las personas no somos máquinas y tendemos a posponer las cosas. Las dificultades surgen cuando los platos se acumulan en el fregadero durante una semana, o se está acercando la fecha límite y no has comenzado a completar las tareas.

El deseo de posponer hasta mañana a menudo se asocia con la duda ("No lo haré porque seguramente no podré hacerlo"), el miedo a la evaluación negativa ("Tuve muy poco tiempo para mostrar completamente mis habilidades"), falta de interés ("no me gusta lo que estoy haciendo"), el deseo de obtener un placer momentáneo ("por qué prepararse para el examen si puedes ir al cine con amigos"). Si identificas el problema, será más fácil lidiar con sus consecuencias.

Hemos reunido algunos consejos para ayudarte a comenzar y no dejar nada a medias.

Distráete sabiamente

Por ejemplo, para hacer otra cosa: alterna entre tareas simples y difíciles. Si el trabajo no avanza, trata de no insistir en las dificultades. Completa una tarea que no requiera mucha concentración o creatividad. Si no puedes hacer algo, escucha tu canción favorita, come un delicioso dulce, o simplemente de un paseo, aclara tu mente, y allí pueden llegar pensamientos útiles y nuevas soluciones.

Elimina lo que te irrita

Desactiva las notificaciones en tu teléfono, ¿son realmente necesarias? Deja solo los relacionados con el trabajo. Analiza y registra cuánto tiempo pasas viendo televisión y las redes sociales, ¿te beneficia? Pregúntate qué podrías hacer durante ese tiempo.

Alternar el trabajo y el juego

Si se acerca una fecha límite, y el trabajo no se está avanzando, prueba el método Pomodoro. Fija una meta clara e inicia un temporizador durante 25 minutos. Durante este tiempo, trata de no distraerte: no revises el correo o las actualizaciones en las redes sociales. Cuando se acabe el tiempo, tómate un descanso de 3 a 5 minutos. Después de completar el cuarto ciclo, toma un descanso largo de 15 a 30 minutos. La retribución obligatoria en forma de descanso será un incentivo para trabajar sin interrupción durante el tiempo asignado.

Valora honestamente tus fuerzas al empezar la tarea

No asumas varias tareas cuando dudes de poder hacerlo a tiempo. Si deseas aumentar la intensidad del trabajo, añade una tarea más para completarla a la vez con la anterior y valora tu rendimiento. ¿Fue fácil completar todo lo que te habías asignado, lo podrías hacer una vez más, te ha quedado tiempo y esfuerzo para una nueva tarea? Todos somos diferentes y es posible que el ritmo de tu colega no funcione para ti. Al asumir una cantidad excesiva de responsabilidades, corres el riesgo de fracasar en la tarea, reducir el autoestima, y te resultará más difícil volver al ritmo de trabajo normal.

Encontrar el significado

Empezar no es fácil, aún menos si es algo que no te importa. Intenta ajustar una tarea poco interesante, y hacerla más divertida para tu nivel. Evaluar su lugar en la cadena de otras tareas, su conexión con ellas. Quizás este sea solo uno de los pasos para lograr el objetivo que debe superarse.

Pon una meta

Fija varias metas. Además, cada uno debería ser más significativo que el anterior. Cuando logres algunas metas simples, creerás en el éxito y estarás con ganas para lograr la siguiente más difícil. Divide un gran objetivo en varios pequeños: los pequeños resultados son más fáciles de lograr y sentirás satisfacción por el logro conseguido más rápidamente.

No esperes la inspiración

El psicólogo Oliver Berkman cree que no se necesita motivación para empezar. A veces, la renuncia a hacer algo no debe erradicarse ni convertirse en algo positivo. Es algo con lo que tienes que aprender a convivir, dejarlo de lado, y empezar a trabajar. Puede resultar que lo que necesitabas no fuera motivación, sino coraje para despegar.

Dejamos la tarea a un lado, y esperamos que el "yo futuro" lo haga mejor. Al mismo tiempo, no creemos que le resulte difícil: el trabajo no realizado a tiempo tiende a acumularse como una bola de nieve. Los científicos han confirmado que acercarse a la imagen del "yo futuro", ayudará a superar el hábito de postergar hasta mañana. Ten piedad de tu "yo futuro", comienza a actuar ahora.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Aprende de muchos más y estudia ruso con nosotros!

Clases de ruso online
Si te gusta el idioma ruso y quieres saber más sobre el tema tratado en el artículo apúntante a mis clases online de ruso
Nombre y apellidos
E-mail
Móvil
Tipo de clases
Comentario