4 pasos para superar la pereza y empezar a aprender

Ponemos excusas siendo perezosos cuando no hacemos lo que deberíamos, o queremos hacer. Por ejemplo, tienes interés en comunicarte con personas de otros países, pero tu vocabulario es limitado, por lo que no puedes expresar todo lo que deseas. Sería lógico empezar por aprender nuevas palabras, lo cual no es tan difícil, dada la gran cantidad de aplicaciones que hay en el mercado. Pero ni siquiera intentas descargar al menos uno de ellos y, si lo has hecho, no has empezado a trabajar. ¿Por qué está pasando esto?

La investigación en el campo de la psicología muestra que nuestras decisiones dependen directamente de la motivación porque la mayor parte del cerebro humano trabaja anticipando recibir una recompensa. Durante todo el día hacemos algo o, por el contrario, nos negamos a actuar, calculando inconscientemente si valen la pena nuestros esfuerzos, si recibiremos la recompensa suficiente por ellos. Si tu eres como la mayoría de las personas, te resultará difícil obligar a levantarte a las 5 de la mañana para hacer ejercicio. Si por madrugar te prometen un millón, te separarás de la cama con más ganas.

¿Hay formas de obligarse a hacer los deberes, tareas laborales y todo lo demás sin ponerlo en una caja distante? A continuación, se muestran 4 pasos de Psychology Today que le ayudarán a superar la pereza y a tener éxito en cualquier esfuerzo.

Paso 1. Declárate ganador antes de tiempo

El primer paso para aumentar la motivación es imaginar tu éxito. Es cursi, pero la forma en que te comunicas contigo mismo es importante. Si piensas: "No lo lograré", es poco probable que intentes cambiar la situación actual en una dirección positiva. Una expectativa del fracaso no puede ser fuente de inspiración. Solo la fe en el éxito te ayudará a ponerte manos a la obra y completarlo. Si tus metas son tan grandes que dudas de que sean alcanzables, modera su impulso y establece una tarea más manejable.

Paso 2. Céntrate en los beneficios

El beneficio de lograr un objetivo es la recompensa que se recibe como resultado de ciertas acciones. Por ejemplo, te sentirás más seguro si aprendes más palabras en inglés al viajar. Cuando eliges tomar una acción o no, subconscientemente colocas el esfuerzo potencial en un lado de la balanza y el beneficio en el otro. No esperes hasta el último.

Todos los días te prometes aprender 10 palabras nuevas de camino al trabajo o a casa, pero el deseo de relajarte mientras ves las noticias, los memes y las fotos, supera los beneficios que te esperan en el futuro.

La forma de salir de la situación es concentrarte en los beneficios de la acción beneficiosa lo antes posible para que los impulsos momentáneos no superen tus intenciones. Piensa en por qué estableciste este objetivo y cómo cambiará tu vida si lo logras.

Escribe estos argumentos en una hoja de papel, cuélguelos en un espejo, en la puerta principal o en la pantalla de bienvenida, y vuelve a leerla cada vez que te encuentres con esta lista.

Paso 3. Anticípate a los obstáculos

El camino para lograr un objetivo nunca está despejado. Una vez que hayas decidido tus objetivos, piensa en lo que podría obstaculizar tu logro. Anota todos los obstáculos y propone posibles soluciones para ellos.

Si, por ejemplo, no quieres pagar por la app para aprender una lengua, busca una gratis o usa el viejo sistema de tarjetas de cartón. Las palabras no se memorizan por sí solas: toma un curso o busca un tutor. ¿Miedo de no poder usarlos en un contexto?, busca servicios para comunicarte con hablantes nativos o regístrate en un club de conversación.

Es más fácil lidiar con las dificultades si tienes un plan para superarlas.

Paso 4. Dibuje un plan para lograr la meta

Las investigaciones muestran que la visualización aumenta la motivación y ayuda a lograr tus objetivos. Es cierto que esto funciona en el caso en el que representa no solo el resultado, sino todo el proceso. Comienza con el primer paso que puedas dar, dibuja o describe los obstáculos y las formas de superarlos y, al final, describe el logro del resultado y la recompensa.

La pereza, cuando no está relacionada con deficiencias fisiológicas y psicológicas, suele ser una excusa para el miedo al fracaso. Nadie logra el éxito académico sin altibajos e inhibiciones. Cada paso es necesario y a menudo útil. Por ejemplo, si el progreso educativo comenzó a desacelerar bruscamente es posible que en este paso el cerebro asimile lo aprendido anteriormente. No te rindas antes de tiempo, haz un plan para lograr tu objetivo en el que inspirarte.

Descubre más artículos y aprende un idioma nuevo en nuestra academia de ruso.

Clases de ruso online
Si te gusta el idioma ruso y quieres saber más sobre el tema tratado en el artículo apúntante a mis clases online de ruso
Nombre y apellidos
E-mail
Móvil
Tipo de clases
Comentario